_

_

2007/12/27

Cronica Coroiqueña 1

Volvemos de un viaje a tierra de las plantas. Fue precioso, en serio. Y me encontré con miles de cosas que no pensé ver nunca: la locura de lo insectos, el aire siempre verde de las flores y las plantas, las noches caribes y los helados de frutas, las mañanas barranquilleras y el cielo al nivel de los ojos.

Y me pasó algo increible. En una de esas mañanas, sin esperarla siquiera, vino una soledad aplastante, como una ola de gaviotas cuando uno se va de casa en barco. Y estaba con mis amigos! Ellos son lo mejor de lo mejor, y me divierto con ellos un montón, pero en ese momento no podían acompañarme, ni siquiera estando sentados a mi lado (o echados, como el Canelo! ajajajaja). Entonces, salgo a caminar para despejarme un poquito y volver a ser yo. En el camino me encuentro con un pueblo q no vila noe anterior, viejitos q fuman en sus portales y señoras q van al mercado se saludan antes del almuerzo, mientras q en la plaza los niños mono trepan y saltan de arbol en arbol para q la hora de volver a casa no los atrape, en la terminal de buses una niña espera a su novio de tocaña, q al mismotiempo está camino a La Paz visitando a su novia, los eunucos hippies tienden sus manteles en la plaza y hacen sus malabares, todo con una diligencia de madre invisible, el mercado estalla de palomas y las madres de los cachorros atrapan algunas en el aire.

Una mañana como pocas en la vida. Vuelvo a la casa, con empanadas y leche de chocolate, nada ha cambiado, todo sigue patas arriba, sucio, ebrio o perdido para siempre...es genial! los quiero mucho chicos, con infinito amor

2007/12/17

Los Matices de Volver

Es dentro de la tierra q no me permiten volver
atravesando espesuras de sombreros y sombrillas
caminos enormes donde los cadaveres saltan las cercas
y susurran al oido los recados de los curas
y los maquinistas

Es antes de tu noche q no puedo volver
porque sobre los escritorios sin velas
y las grabadoras enormes q escriben con los cabellos de los ángeles
he dejado todos los recados de un peregrino póstumo
de un pañuelo al aire en puerto de las seis de la tarde
de una cuenta q se pide y no se bebe

Es antes de tu verdad q quiero volver
antes de q envuelvas las herramientas del carpintero
q vació la casa de su niñez,
antes de pongas pequeños cubos de hielo en la puerta
antes de q miles de pajaros de papel salgan de tu mano
cerrada sobre mi frente como un cofre de muerto

2007/12/13

Quién es Aitele?


Aitele es una palabra q se esconde detras de todas las cosas q te gustaban cuando eras mas pequeño: los jardines, el armario de tu papá q siempre estuvo cerrado, el lugar arriba del refri, las libros con dibujos q nunca pudiste leer y la pared q no te dejaban pintar.

Cuando despiertas a mitad de la tarde en un banca de plaza o en el armario de una abuela que no veias de mucho tiempo, ahí estáAitele. Te pasa las dos manos por el cuello y te susurra al oido la historia q no la dejó dormir anoche.