_

_

2009/01/28

Canción de viudez compartida

Saludos afectuosos a todos y abrazos y besos de almendras con chocolate. Desde la historia de alicia, escrita líneas abajo, ya no volví a subir nada, pero tengo una buena excusa: los anteriores siete días me los pasé revisando, releyendo y corrigiendo mi malévola tesis. Creo q ya le tomé demasiado cariño. Y también terminé quebrado. Entonces, fueron días de comer migajas y cigarrillos, de dormir poco y trabajar harto, de reir poco y leer menos!

Pero no todo es tragedia! En una de mis lecturas de trufi (transporte público rápido, caro y que hace lo que le da la gana: ideal para los q solemos llegar tarde y no tenemos plata), vino a mí una gran gran gran idea para una serie de cuentillos cortos, basados en el único trabajo en prosa de un poeta de hueso colorado, ¿adivinan quién es? jajaja, muy pronto empezaremos.

Ahora, me dió pena dejar la casa vacía (ese es un aporte de Gabriela clavo y canela), entonces decidí postear algo sencillito. Recuerdos felices. Son de esos días en que no habían fotos digitales ni facebook ni huevadas. Tampoco soy muy afecto a las fotos "de verdad", así q todo es obra de mi dulce memoria. El hombre sobrevive olvidando sus recuerdos, pero hay cosas q nunca debemos olvidar. La Pao me enseñó lecciones invaluables, y escribo esto hoy para confirmarlas:

  • Escuché una canción sobre seis chicos que se escaparon en un auto y fueron a una fiesta. Dos de ellos se enamoraron. Luego fueron a destruir una tienda. Huyeron por la ciudad. Era 1979 de los Pumpkins. Yo era un crío, y no lo supe entonces, pero mi vida no volvería a ser la misma luego de eso.
  • Paso tardes y noches leyendo y releyendo la doctrina del Derecho del Trabajo para un exámen inminente. Sabina y Serrano tocan a todo volúmen en el discman. El día del exámen, sábado en la tarde, todo termina, y un paseo por Obrajes se convierte en la leyenda de dos universitarios solos y sus ganas de que la tarde no terminen nunca. Algunos dicen q un ángel caminaba con nosotros, pero era miles de pájaros de papel naranja.
  • Mi hermano me enseña a jugar Doom 2. ¿Tengo que añadir algo mas?
  • A las cinco de la tarde, en la Meseta, nos emborrachamos con rones profanos y patinetas rotas. El sol se filtraba por las ramas y los chicos sienten que el viento se lleva su amistad a lugares de los que no van a volver. Contemplan la ciudad desde la colina y todo se deshace en risas y puteadas. Son los fundadores del cerro.
  • Miles de personas salen a tapar la calle. "Si la gente tiene hambre, obvio que va a salir a pedir una sensibilidad diferente a la sociedad" dice mi docente. Dejo a un lado mi apatía política y salgo con ellos.
  • Cuando tenía cuatro años, pasaban Snoopy en la tele todas las mañanas. El cereal que desayuno toma formas extrañas. Raras letras que me hablan de un perrito blanco de orejas negras y sus amiguitos.
  • Voy borracho a mis clases de confirmación (hasta el día de hoy me escupo por eso). El padre decide que ese día iba a tener una profunda conversación conmigo. Hablamos largo y tendido sobre la fé y la muerte, pero logro salir impune de la charla. A la salida, los corsarios de barrio retoman la plaza Humboldt y siguen la fiesta.
  • Mi abuela cocinando hamburguesas.
  • Descubrí, y a las malas, que Dios no estaba en la Iglesia, ni en la Biblia, ni crucificado por los judíos. Todo este tiempo estaba detrás del árbol, cantando "Free as a bird" de los Beatles. "No sabía que te gustaba el rock...", y el hombre barbudo responde: "Bueno, la verdad me gusta más Hey Jude"
  • Mi viejo me regala el único peluche que guardo. Era un oso café y con un aire de vagabundo. Ahora duerme en mi ropero.
  • Va a terminar un verano boreal q creo q no volverá. Poemas, dibujos, cigarros y ausencias a clases de recuperación lo volvieron increible. Y esta chica de ojos profundísimos me canta Lovefool al oído.
  • Un tipo viejo y gastado canta una canción que dice que la respuesta está volando en el viento.
  • Aprendo que la felicidad puede estar oculta en las aceras, esperando que la recojan y la lleven a dar una vuelta.
Raro? Talvez. Aburrido? Lo más seguro. Pero fueron los sueños de un hombre despierto. Son diamantes en la alacena del corredor en esta casa de viudo. La abro cuando me sofocan la vida, y son indicios de otro mundo posible.

2009/01/18

Historia de Alicia


Não se preocupe mais

Com minha imperfeiçao
Não se pregunte mais
Por que me disse… não

- Paulinho Moska


(dawn to dusk)
Ella no tiene miedo de perderse. Sale a la calle a cazar respuestas a eso de las ocho, cuando todos llegan del trabajo. Hoy, sábado a las nueve y media, llena su bolsa con dulces y hojas y sale a caminar por calles que imagina mágicas y con significados de vértigo. Su ritual de pasos hacia la luna entre la niebla no dependía de nada, sólo de sus ganas de ver otra noche y encontrarse en la sombra de un letrero que vende pan o en las pisadas de la gente esperando el bus como cada noche. Todas las noches.

(no se puede vivir del amor)
Alguna vez, un tipo le dijo que moriría por ella. Y ella le dijo que no podía creer en alguien tan sencillo que se moriría por ella. Las palabras fatídicas salieron de sus labios secos y partidos sin malicia ni acidez, pero con ese sabor a sinceridad que no deja lugar a desgarramientos de vestiduras posteriores. Entonces, este hombre, ya vacío, se limpió una mancha que le quedaba grande en el saco y la vió alejarse caminando, con los ojos entrecerrados como si flotara. Pese a que su mundo se deshizo, la vió alejarse de su vida para siempre mientras sonreía para ella, y un purificador perdón y alegria inundó su corazon lleno de esperanzas. Ella sentía el polvo en los bolsillos como una señal de que mañana debía lavar su ropa, lamentó haber salido sin motivo, pero pensó que al menos a la vuelta podría comprar pan para la cena.

(con ternura)
A la luz de las farolas, ese cuerpecito fragil como una hoja se va deslizando, envuelto en pieles de animales de polietileno. Si todo fuera en blanco y negro, ella sería el gris del inconformismo. Ese gris que saluda a los perritos abandonados y les escribe canciones en las patitas que tiemblan por el asfalto. Y sigue caminando, aparentemente sin rumbo a casa, a donde la lleva la cruz del sur.

(cuerpo y corazón)
Durmió en los brazos de un hombre por primera vez antes de ser mayor de edad. No sabía como lo hizo ni porqué; tal vez esperaba sentirse del otro lado del río cuando todo termine, pero la respiración entrecortada de su amante y sus sudores de victoria pírrica no hicieron más que incomodarla. Si no lo abrazaba, no era porque no lo quisiera, ni siquiera porque lo odiara, sino porque esperaba encontrar algo más en esta vida llena de días con pocas palabras y ventanas entreabiertas, pero no lo encontró. Sólo se vistió y se fué. Comprobo, para su pesar, que afuera la calle era la misma. La señora que vendía mantas seguí sentada en un umbral, los policias seguían dirigiendo/digiriendo la ira de la gente, las copas seguían en la mesa y el almuerzo seguía sabiendo a retrasos.

(papelón)
Ya van a ser las once. La ciudad estalla en luces y canciones. Qué corto se le hizo el viaje. Ella está cansada, y ya no puede eludir el frío. Va bajando las gradas de una calle que parece una colina, y camina por una plazuela azul sin nombre que huele a dias de verano y árboles de histeria. Se sienta en la banca mas distante y saca un cigarrillo rojo. Me acerco y le ofrezco fuego. No se sorprende, pero entorna sus ojos de almendra nocturna peligrosamente. Inhala fuego y exhala sangre. Preocupado, guardo mi encendedor persistente y me rasco en la cabeza premilitareada. Luego ella sonríe y hace un lugar en la banca para que me siente a su lado. Lo hago, y ella se apoya en mi hombro. Aún sonriendo, cierra los ojos y descansa. Mañana ella se va de viaje, yo termino el colegio, graduación, universidad... pero no importa, ya estamos del otro lado del río.



(agradecimientos... yaaaaaaaa!)
A pedido del público, cumplimos con otro post autobiográfico!. Pero ahora quise aprovechar para celebrar mi egreso de la U con un relato bachilleresco y tb para mandar un beso enorme lejos muy lejos, a un lugar cuyo nombre no vale la pena mencionar. Vivo recordando a Calamaro, y su "como quisiera pasar la vida entera, como estudiante el día de la primavera". Supongo que todos los días en que nos sintamos enamorados, volveremos a ser estudiantes (temible subespecie emotiva y pasional), pero eso no nos quita lo bailao. Un abrazo grande.

2009/01/06

Huyendo de la carcel de ceniza

And I hope that you die
And your death'll come soon
I will follow your casket
In the pale afternoon
And I'll watch while you're lowered
Down to your deathbed
And I'll stand o'er your grave
'Til I'm sure that you're dead

Bob Dylan - Masters of War


Hoy me tocaba escribir mi nota en el blog. Llegué a casa luego del trabajo, colgué el saco, me saqué la camisa y leí algo de Spinoza. Tenía planeado que todos sigamos con la vida que han planeado para nosotros: que despertemos, que comamos, que vayamos al trabajo, que riamos, que hagamos el amor, que volvamos a casa y que volvamos a dormir. Todo estaba preparado: tenía cigarrillos y coca cola y tenía listos un par de poemillas para su publicación. Pero en la ventana se escuchaban el retumbar de los tambores, los rumores de alas y tormentas que hacían temblar la avenida a través de mis cortinas. Me acerqué para verificar, y vi que luego de la artillería empezó la invasión terrestre.

"Afuera, en la calle, una chica le contaba un cuento de las Mil y una noches al vendedor de periódicos, ese del hombre que atrapa un pez con un diamante adentro. Atrás del colegio, entre los árboles que vieron romances e incestos, dos chiquillos jugaban a consumir las ganas de matar. En la oficina, un hombre lloraba por una falda que no fue. Él salió de casa en la tarde, fue al billar a ver los adonis y volvió junto a su esposa mordiéndose el puño de la impotencia. En el último piso, las profesoras cortaban hombrecitos de papel para las actividades de mañana. Entonces, la ciudad refulgió. Nos cayeron pedacitos de sol que quemaron flores, hospitales y sábanas. Nuestras estatuas del Che, de Lincoln, de Bolivar no fueron refugio suficiente para el que se quiso cobijar bajo ellas. En algún lugar escucharon la trompeta del arcangel Gabriel anunciando el cumplimiento del último capítulo del libro, pero en realidad eran mil sirenas de ambulancia correteando en los escombros." (Cuaderno Plomo, 2003, Ed. Cuor Mio)

Al igual que con la epidemia de la ceguera blanca, ahora que la primera necesidad es sobrevivir, nada mas importaba (banderas, amores, miedos, incertidumbres, manías, religiones). Ahora estamos solos. En la Franja de Gaza, los morteros y los tanques hacen con la gente lo que nosotros hacíamos en el Red Alert. No podemos huir al desierto, los beduinos ya no están. Un hombre único espera en el desierto por el alto al fuego. Los Ishbalanos están aquí, pero los alquimistas ya no están en el frente de combate blandiendo la piedra roja. Estan detrás del control de mandos apuntando a las escuelas, los hospitales y los refugios bajo el argumento de que éstos ocultan a las cabezas de Hamas. La ONU está repartiendo las coordenadas de hospitales y escuelas como si fueran spam para evitar que los ataques vayan dirigidos a esas instalaciones. Israel dice que, en realidad, los suplementos de alimentos, combustible y medicamentos para la franja son normales, por lo que no hay crisis humanitaria. Que no vengan a joder. Cuando una mujer agoniza al lado de un soldado y los médicos de guerra atienden primero al soldado, las cosas no son normales. Ni siquiera morales (la bandera conformista de hoy en día).

Es verdad que la Zona Cero está en el alma de occidente. Y yo estoy completamente en contra del terrorismo y de los ataques terroristas. Quiero viajar en avión o en tren con la certeza de que no me van a convertir en kamikaze de dioses en los que no quiero creer, pero también quiero que el Consejo de Seguridad de la ONU no sea manipulado por Estados Unidos, quiero que paren los ataques y que los palestinos puedan entrar todos en un hospital (las mujeres musulmanas no pueden entrar en los mismos hospitales que los hombres, sin importar cuantos niños les estén jalando de sus trajes de cuerpo entero), quiero pedirles a los políticos una sensibilidad diferente. Y si todo es en su nombre, yo maldigo a dios.

De qué me sirve ser poeta, si sólo voy a cantarle a tus manos, a tu besos y a tus pechos. De qué me sirve ser la voz de una generación si vamos directo al abismo. De qué me sirve si no voy a maldecir a los dictadores vivos. Ahora reniego de tus versos y de tus elegías. Perdóname Celeste, pero ahora no puedo seguir. Lo resumo con unos bellos versos de Manuel Scorza: "Matad la tristeza, poetas. Matemos a la tristeza con un palo. Hay cosas mas altas que llorar el amor de tardes perdidas: el rumor de un pueblo que despierta, eso es mas bello que el rocío. El metal resplandeciente de su cólera, eso es mas bello que la luna. Un hombre verdaderamente libre, eso es mas bello que el diamante. Porque el hombre ha despertado, y el fuego ha huido de su carcel de ceniza para quemar el mundo donde estuvo la tristeza"

Mañana la rueda continua. Esto no es nuevo (y la guerra tampoco), pero la sangre galopa ahora. Gran consuelo. Despertar, comer, trabajar, reir, hacer el amor, dormir. Ya no me sirven ni para el consuelo. Quiero que me leas, y que me leas bien: Me da igual que el vaso esté medio lleno o medio vacío sino sacia la sed (esto es de Saramago, y bien citado).

Ismael Serrano - Aquella tarde

"Vivimos tiempos difíciles. Pretenden que sigamos con nuestra vida rutinaria, (...) mientras a lo lejos los B-52 vacían sus vientres sobre la ciudad de las mil y una noches. (...) Qué absurdas, que estupidas son las guerras" Ismael Serrano


La guerra de nunca acabar - M. Á. Bastenier

Obama sobre la invasión a la Franja de Gaza

Hamas pronostica un "negro porvenir"

Situación crítica en Gaza: Grave crisis humanitaria

Diario bajo el bombardeo: Crónicas de un trabajador de ayuda humanitaria desde la invasión terrestre

2009/01/01

NO TIME TO THINK

Ahora, algunas frases de BOB DYLAN. Me gustan porque son respuestas sencillas y para nada pretenciosas, es más, se duda incluso que fueran respuestas a verdaderas preguntas.


I think of a hero as someone who understands the degree of responsibility that comes with his freedom.

What's money? A man is a success if he gets up in the morning and goes to bed at night and in between does what he wants to do.

When you feel in your gut what you are and then dynamically pursue it - don't back down and don't give up - then you're going to mystify a lot of folks.

The radio makes hideous sounds.

What good are fans? You can't eat applause for breakfast. You can't sleep with it.

Take care of all your memories. For you cannot relive them.

People today are still living off the table scraps of the '60s. They are still being passed around - the music and the ideas.

People seldom do what they believe in. They do what is convenient, then repent.

Money doesn't talk, it swears.

Just because you like my stuff doesn't mean I owe you anything.

Maybe in the '90s or possibly in the next century people will look upon the '80s as the age of masturbation, when it was taken to the limit; that might be all that's going on right now in a big way.

If I wasn't Bob Dylan, I'd probably think that Bob Dylan has a lot of answers myself.

It rubs me the wrong way, a camera . . . It's a frightening thing . . . Cameras make ghosts out of people.

I'm speaking for all of us. I'm the spokesman for a generation.

I've never written a political song. Songs can't save the world. I've gone through all that.

I think a poet is anybody who wouldn't call himself a poet.

I say there're no depressed words, just depressed minds.

I like America, just as everybody else does. I love America, I gotta say that. But America will be judged.

I define nothing. Not beauty, not patriotism. I take each thing as it is, without prior rules about what it should be.

I don't think the human mind can comprehend the past and the future. They are both just illusions that can manipulate you into thinking there's some kind of change.

Democracy don't rule the world, You'd better get that in your head; This world is ruled by violence, But I guess that's better left unsaid.

I accept chaos, I'm not sure whether it accepts me.

A poem is a naked person . . . Some people say that I am a poet.

All I can do is be me, whoever that is.

All this talk about equality. The only thing people really have in common is that they are all going to die.

I consider myself a poet first and a musician second. I live like a poet and I'll die like a poet.

Chaos is a friend of mine.

Being on tour is like being in limbo. It's like going from nowhere to nowhere.

A lot of people can't stand touring, but to me it's like breathing. I do it because I'm driven to do it.

A mistake is to commit a misunderstanding.

Being noticed can be a burden. Jesus got himself crucified because he got himself noticed. So I disappear a lot.

Basically you have to suppress your own ambitions in order to be who you need to be.

At times in my life the only place I have been happy is when I am on stage.

I've only written four songs in my whole life, but I've written those four songs a million times.

I wasn't a good husband . . . I don't even know what a good husband is.