_

_

2009/09/27

Los Mismos

27/09/2009


En vez de una letra de canción o de poema, una foto del carajo

Empecemos con una historia bonita que me contó mi hermana. Mañana de un día habil. Todos salen a las calles para acudir a sus trabajos via nuestro servicio de transporte público, que de público sólo tiene el hecho de que usa una vía pública para lograr sus fines. Un señor muy mayor sube a la movilidad. La movilidad poco a poco se llena. Todos viajan concentrados en sus problemas o en el paisaje. El chofer tiene una cara de empute amasijada a través de esa aura de "usted depende de mí. No-me-jo-da". Cuando este señor mayor llega a su destino, pretende pagar con un billete de 20 Bs. el pasaje de transporte que le cuesta 3 Bs. El chofer se emputa: "No pues señor! Tiene que pagar con sueltos!". El señor mayor lo mira sorprendido, como si le hubieran dicho que al oeste hay apaches, y le responde "No tiene cambio?", a lo que el chofer, sudoroso de rabia y de calefacción movil, le contesta en tono grosero: "No pues, es mi primera carrera!". El señor mayor le hace extensible el billete y le contesta, con esa calma que sólo las canas te enseñan "De mí también es mi primera carrera".

Ahroa entremos en materia. Perdí la continuidad bloggeril. En realidad perdí la continuidad de escritura. Algo comenté sobre esto, y las causales, muy legítimas como cualquiera que se defienda, no pretendo usarlas como excusas, pero es que son eso: la familia, la vida, el trabajo, la ciudad que arde y prevé el tornado que serán las elecciones. Un día a día registrado en mi pequeño cuadernito café portatil, pero que no supe usar para escribir algo más: un cuento, una novela, etc. Y me duele esta noticia, porque descubrí lo lindo que es escribir soneto con métrica de escuela: un ejercicio maravilloso para exprimirte la cabeza. Inclusive retrasé el envío de un cuento muy cutre a un amigo muy querido. Pero bueno bueno, esto del cuadernito café portatil es del carajo! Si a un policia no le funciona el silbato a las 12:30 del mediodía y pone una carita de circunstancias obscenas ante miles de choferes nerviosos (osos), puedo sacar el cuaderno y anotarlo. Leerlo después es muy muy bueno, se los recomiendo. Retomando la línea, escribo esto para retomar lo que fue el blog autobiográfico. Muy discutido y dolido, era una buena opción para contarle a la gente cosas que no le interesan a nadie más que a su autor. Pero venga, que para eso está el MORBO, para interesarnos en esa pequeña y bella historia de vida que es la literatura íntima, la de las llaves que se perdieron, la de la barba que le crece al carnicero, la del orgasmo en clase de psicología, y un largo etc. que es seductor y bello por humano.

Hace un par de semanas, y gracias al patrocinio de mi buen Ándres, tuve mi primera lectura de poemas en el Bocaisapo. ¿Cómo contarlo? Pues estaba podrido de miedo. Escribí un par de cosas antes de eso, y otro par totalmente intencionado para esa noche. Bebí unas buenas bocks, conversé con un amigo del Ándres que toca la guitarra como debe tocarse: desde el alma de los dedos hasta el culo de las cuerdas. Las lecturas fueron totalmente a capella, sin ese fondo que tienen otros poemas pero q ahora sobró, porque cuando terminé al menos generé lo que quería: una reacción. Lo mas lindo fue cuando algunas de las chicas que asistieron a esa noche de bohemia (en toda su expresión burguesa)se escandalizaron cuando yo recité palabras como culo, pis, caca, teta y semen. ¡Es que eso no tiene precio! jajajaja, que hermoso, no me pasó algo así desde que leí los 20 poemas de amor en segundo básico. Bello bello. Ya me contactaré con Ándres para ver cuándo podemos repetir esto, y así de paso les comunico unas fechas para que se vengan. Ahora, en este domingo de clásico, los dejo con una delicia: el poema "El Tigre" de Neruda, declamado por Miguel Bosé, cortesía de uno de esos home-made videos del Youtube.


Luego de jugar al gran hermano por espacio de dos meses, léase empadronamiento, entraremos en etapa de elecciones. Aunque hasta ahora no entiendo de elecciones de que porque simplemente no hay partidos. O Evo o Evo (oh! Evo oh! Evo) (huevo huevo). Pero eso no es culpa del oficialismo ni del aludido, sino de la llamada derecha (me emputan estos denominativos ambideistros). El fallido intento de la oposición de hacer una mega coalición falló, y a mi leal saber y entender esa es una malísima nota para la libreta de las elecciones. Y es que si no puedes concertar una alianza con tus aliados... pues mejor si no venías a las audiciones. Ello producirá un fenómeno que espero no se generalize, que es el voto no a favor de la actual oposición, sino en contra del oficialismo. Es decir, "Voy a votar por usted pero no porque me convenza o porque le tenga fe, sino porque no hay nadie más y no quiero votar por el señor que ahora está en Palacio", y eso es un error que no se puede permitir una sociedad que se autodenomina demócrata, o al menos con criterio formado. Voto en contra - contravoto. Espero equivocarme. ¿Cómo votaré yo? Pues les respondo como respondió el Ministro de Justicia, o de la Justicia, en el Ensayo de la Lucidez de Saramago. Y con su permiso, me retiro del curúl.

Mañana, el ciclo de la ciudad continúa. Ya no saldré a las calles a buscar un nombre ni escribiré por encargo de una arrechura cien por ciento mía. Moverán las imágenes de la plaza de los héroes, seguirán los divorcios y las ventas de api con buñuelos. Te esperaré a las tres en el juzgado cuarto de familia, y vos llegarás en un auto fúnebre envuelta en pieles chinas, haciendo sonar tus tacones al ritmo de "Fool on the Hill". ¿Qué escucho yo? pues una rola que se llama Mon amour m'a baise de un crooner francés apellidado Biolay y que nunca te gustó. Doña Cocó va a seguir cocinando mientras fuma, y mi mamá va a seguir cocinando mientras trata de no pensar en las tenazas de sus rodillas. Yo seguiré tomando el mismo trufi, caminando la misma calle, fumando los mismos cigarros pero pensando en diferentes cosas. Y quién te dice que seguiré siendo el mismo. Un beso grande a todos!